Todo lo que debes saber sobre la devolución del mes de garantía


 

Cuando arrendamos una propiedad lo usual es que, junto con el mes de adelanto, el propietario solicite un MES DE GARANTÍA. Dinero que se utiliza como resguardo ante cualquier daño que se pueda producir en la propiedad mientras ésta se encuentra arrendada. Asimismo sirve para salvaguardar otros gastos que no queden pagados al término del contrato, tales como gastos comunes, luz, agua, gas, etc.

 

Pero ¿EN QUÉ CASOS LA GARANTÍA SE DEVUELVE?

 

Sin duda, el tema de la garantía no deja de ser polémico dentro de la celebración de un contrato de arriendo. Sobre todo porque no existe regulación legal específica sobre este tema.

 

El dinero del mes de garantía se devuelve reajustado según la variación del IPC al momento de expirar el contrato de arriendo, debiendo descontarse los gastos en que el arrendador haya tenido que incurrir con motivo de:

 

  1. Daños en la propiedad imputables al arrendatario y que hayan tenido que repararse con dicho dinero.
  2. Esto no incluye los deterioros que se deban al transcurso del tiempo y al normal uso de la vivienda.
  3. Cuentas sin pagar por parte del arrendatario.
  4. Daños provocados al arrendador con el abandono del inmueble por parte del arrendatario, antes del tiempo acordado.

 

Según expertos, como las causas de la devolución o reembolso de la garantía parcial o total no están definidas en ninguna ley, lo importante es que todo quede definido y muy bien explicado en el CONTRATO DE ARRIENDO, de esta forma se evitan interpretaciones erróneas o que la devolución quede a criterio del dueño.

 

En general, en la mayoría de los casos las garantías no se devuelven en un 100%. A no ser que la propiedad se entregue tal cual fue recibida y con todas las cuentas de servicios pagadas hasta el último día de contrato.

 

Esto rara vez suele ser así, pues siempre hay cuentas que llegan después del término del contrato. Por otro lado, en arriendos que superan los 3 años, siempre hay un desgaste propio del uso, como pintura, que es lo tipo, o el funcionamiento de algunos artefactos de grifería que por uso sean dañados, etc. Y en este sentido el propietario tiene total propiedad para descontar estos arreglos de la garantía.

 

No así algún arreglo mayor que sea cargo del dueño, como cambio de alfombras, alguna ventana o puerta, etc.

LA IMPORTANCIA DEL INVENTARIO Y REGISTRO FOTOGRÁFICO

 

Como existe poca regulación legal y las devoluciones suelen quedar a criterio del dueño, lo importante es que junto con una buena explicación de las causas de la devolución de la garantía en el contrato y los plazos bien establecidos (30, 60 o 90 días después de la devolución del inmueble), al momento de entregar la propiedad al arrendatario se realice un inventario muy minucioso y un registro fotográfico digital que quede como prueba de las condiciones y estado real en el que la propiedad se entregó. De esta forma, se evitan interpretaciones subjetivas y conflicto al memento del término del contrato.

 

Junto con esto, expertos recomiendan que los arrendatarios arreglen cualquier desperfecto menor antes de entregar la propiedad, si quieren que gran parte de su garantía sea devuelta. Pues de lo contrario pueden “salir perdiendo”. Por ejemplo, si tenemos un departamento donde la garantía es de $300.000 y una llave del lavaplatos se rompió, conviene comprar la llave nueva y pagarle a un gasfister que la instale, pues eso tendrá un costo aproximado de $30.000 v/s los $300.000 de la garantía.

¿Donde encontrar propiedades en ARRIENDO?

Te dejamos un enlace directo para que encuentres ARRIENDOS habitacionales a lo largo de todo Chile. Recuerda, antes de arrendar, aclarar tus dudas con los anunciantes. Te deseamos mucho éxito en tu búsqueda!

https://www.doomos.cl/tp/arriendo_propiedades.html

 

María Eugenia Müller S.

Periodista en doomos.com

Comparte la noticia en redes

Proyectos Destacados